[email protected] Tel.: +34 628 379 700

Cart

Muebles de habitación para casa muñecas

13,00 

Dale a tus hijos un juguete con el que puedan imaginar e imitar la vida de sus padres en casa. Un juego de habitación ideal para jugar, ya sea para complementar con otros juguetes o casas de madera o también para jugar simbólicamente.

 

Closet: 11x8x4cm

Cama: 11x5x8cm

Taburete: 3x2x6cm

Tocador: 9x5x4cm

Banco: 3x3x3cm

2 disponibles

SKU: BUBUTOYS18 Categoría:

Dale a tus hijos un juguete con el que puedan imaginar e imitar la vida de sus padres en casa. Un juego de habitación ideal para jugar, ya sea para complementar con otros juguetes o casas de madera o también para jugar simbólicamente.

 

Closet: 11x8x4cm

Cama: 11x5x8cm

Taburete: 3x2x6cm

Tocador: 9x5x4cm

Banco: 3x3x3cm

Peso 0,300 kg
Dimensiones 11 × 9 × 11 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en opinar “Muebles de habitación para casa muñecas”

Productos de venta superior

Nins variados de madera natural de clavija – Waldorf

( 0valoraciones )
21,00 

Con estos 9 nins, o muñecos de clavija, los niños pueden jugar, crear su propia historia, pensar en personajes, inventar un escenario. Los muñecos de madera que siguen la filosofía Waldorf no tienen rostro y esto permite a los pequeños jugar libremente (juego no estructurado), ello favorece su imaginación a través del juego simbólico. Estos muñecos pueden estar pintados o ser naturales pero no deben de tener ninguna característica que los defina en género o facialmente, lo cual hace que el niño tenga que buscar en su imaginario para establecer su propia historia, sumando sus emociones y desarrollando su inteligencia emocional.

Añadir al carrito

Familia de Nins de madera natural, muñecos de clavija – Waldorf

( 0valoraciones )
12,00 

Con estos 5 nins, o muñecos de clavija, los niños pueden jugar, crear su propia historia, pensar en personajes, inventar un escenario. Los muñecos de madera que siguen la filosofía Waldorf no tienen rostro y esto permite a los pequeños jugar libremente (juego no estructurado), ello favorece su imaginación a través del juego simbólico. Estos muñecos pueden estar pintados o ser naturales pero no deben de tener ninguna característica que los defina en género o facialmente, lo cual hace que el niño tenga que buscar en su imaginario para establecer su propia historia, sumando sus emociones y desarrollando su inteligencia emocional.

Añadir al carrito